miércoles, 7 de noviembre de 2012

2a entrada

Por fin me libré de esos malditos guardias. Con la ayuda del saco de pulgas (Copito), me he escapado de ser tirado a la basura: Copito ha fingido que me iba a comer para que no sospecharan que hay el mismo Plátano desde hace un mes.

Hablaré de Platalandia. Platalandia es mi origen. Antes de venirme aquí a exterminaros pasar unos días de vacaciones, vivía en una pequeña casita de ahí.
De vez en cuando venia la pesada de mi madre a llevarme unos tupers de comida. Y a veces venía con mi padre, un Plátano muy duro.
Recuerdo cuando yo era pequeño. Solía jugar con mis hermanos en un campo al que llamábamos "Planeta Tierra". El Planeta Tierra era para nosotros lo más importante del mundo. Lo llamábamos así porque todos nosotros soñábamos en ir un día de vacaciones a vuestro estúpido fantástico planeta. Y cuando digo todos es todos.

No me quiero poner sentimental con mis hermanos ni na' de eso, así que voy a finalizar esta entrada. Felices últimos días de vuestra vida próximas fiestas.

2 comentarios:

  1. La Patata Aplastasueños estuvo aquí.






    P.D.: Olvídate, la Tierra es nuestra.

    ResponderEliminar
  2. Repito, Patata Aplastasueños, ¡¡¡¡QUE TENEMOS MÁS CONTACTOS QUE VOSOTROS!!!!





    PD: ¿Además, donde estás tu, en la Tierra o en tu planeta lleno de patatas?

    ResponderEliminar

¡¿Pero a què esperes?! ¡¡Deixa de llegar això i comenta ja!!